Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 octubre 2009

Que dios los bendiga…

Ya me habia tardado en escribir algo, tratare de que sea mas frecuente (sigo pensando que eso a pocos interesaria saber jeje) se me ocurrio algo y quise resumir algo que siempre se me ha hecho curioso, incluso algo de folklore parte de nuestra cultura(?)…aja……

Eran ya las tres y media de la tarde, estaba de pie junto a las bancas de las parada de autobus (o camion nombre mas comunmente usado) mientras esperaba el primero de dos que me llevaria a mi hogar, prepare mi cambio y mi credencial, quede parado hasta que tal camion llego, subi y busque un buen lugar cerca de la salida trasera (es la unica mas bien) y me sente (que mas podria hacer? diria uno), estando ahi de cierta forma para muchos pasa desapercibido pero si uno mira atentamente puede ver cosas que uno no nota, pero que estan ahi…

El camion avanza unos metros, ves a la gente con la mirada puesta en lo que ven a travez de las ventanas, siendo los lugares cerca de estos los mas codiciados, quedan embebidos en las imagenes que simulan un televisor que corre a gran velocidad, pasamos por la calle arteaga, llena de bares y tables dance, una que otra muchacha saliendo de trabajar atrae las miradas de algunos cuantos lujuriosos, de los cuales parecen contorsionistas al dar muestra de cuanto pueden girar la cabeza para seguir viendo aquella mujer de tacones negros y falda corta, tratando de captar hasta el ultimo detalle de su gracia.

En eso se sube un aspirante a trovador, rapidamente se coloca en un lugar donde se asegure que todos escucharan sus melodias, se prepara, inspira hondo y toca una guitarra en la que no se sabe que esta mas desafinado, si su instrumento o su canto, termina con un “gracias” y un “ahi con lo que guste cooperar”.

Se llega a una calle transitada y bajo para el cambio de camion, estando de nuevo a la espera veo a otros iguales a mi, esperando aquel autobus con colores y numeros que los lleve a sus destinos, a lo lejos veo como un hombre con una hielera de unicel colgada al brazo discute con otro con el mismo tipo de aditamento, sobre quien debe de subir, compitiendo por quien vende sus productos en tal transporte, solo uno gana…

Pasa el tiempo, pasa uno que me puede llevar, mas no se detiene sigue su camino, susurro entre dientes (#”!*#/&”%), pero tarde o temprano me toca la suerte de que el que quiero se para y lo tomo, y de nuevo el mismo viaje que la primera vez, pago y tomo asiento y las mismas miradas perdidas en la infinidad del camino y la vista de la ciudad que al parecer al estar sentado es mas interesante de lo que uno nota al caminar por sus calles, no pasa mucho tiempo cuando sube un señor con un rostro que refleja mas edad de la que aparenta tener, cuenta su historia de infortunios y tristezas, son variadas historias que se dicen, desde el familiar muy enfermo en el hospital que necesita medicinas,  que el trabajo escasea, que junta dinero para un centro de rehabilitacion, o que simplemente esta imposibilitado para trabajar (estos son creo yo, los que mas me sorprenden con sus palabras….no por que sus historias sean sorprendentes,sino sus deducciones de que estan imposibilitados para trabajar, digo si se subieron al camion no estan tan imposibilitados…..o si?)….terminan su triste cuento con un llamado de cooperacion en compensación a tales desgracias y un “que dios los bendiga”….

Mientras el entretenimiento se desarrolla en el pasillo, en los asientos la gente hace de todo, desde el grupito de adolescentes que rien mas de lo que hablan ( a veces rien mas fuerte que el sonido del trafico), unos hablan por celular mientras otros lo usan para transmitir sus gustos personales musicales a toda la congregación poco interesada en escuchar la estación que tiene puesta, otros mas miran hacia el suelo con los ojos cerrados, el niño que llora por alguna petición no concedida por su madre, platicas entre amigos, libros siendo leidos, y claro no podian faltar los muchos de mirada perdida al vacio lleno de la calle….

Podria escribir todo un libro sobre lo que pasa en esos 80 minutos diarios, probablemente a nadie se le haga interesante (tal vez solo a mi) pero tal vez si ven mas haya de lo que sus ojos ven, tal vez y solo tal vez empiezen a observar, que hay mas de lo que uno se imagina….

DSC00426

Read Full Post »